8 miedos que al completo hombre experimenta cuando se enamora (y como enfrentarlos)

noviembre 29, 2018

noviembre 29, 2018

Cuando somos ninos poseemos una relacion innumerable de miedos. Suvenir que yo continuamente tenia miedo a la sala oscura sobre la casa de mi abuela, porque me imaginaba a Freddy Kruger alli (si, un temor extremadamente ochentero), y subia circulando las escaleras. Sin embargo a modo que crecemos desplazandolo hacia el pelo maduramos, las miedos continuan permaneciendo alli, pero ahora son diversos . Algunas veces se encuentran basados en cosas reales, mientras que diferentes veces son fruto de la imaginacion.

Aunque, en si, ?Que seri­a el miedo? Todos lo hemos experimentado muchas vez. Podriamos afirmar que es como una punzada en el corazon, la sensacion de tener reseca la canon, el temblor en las piernas o la tez sobre gallina en las brazos. Sin embargo, el temor es esa conmocion poderosa y de raices primitivas que reside en lo mas penetrante de nuestro cerebro, que busca basicamente garantizar la supervivencia . El contratiempo, esta en que demasiadas de esas angustias provienen sobre amenazas que percibimos, pero que no son reales o que simplemente son exageraciones de la realidad.

En la vida adulta, sentimos pavor cuando nos estancamos, cuando las cosas nunca salen como esperamos, o cuando nos enfrentamos a lo nuevo o a lo desconocido. Pero, ?que hace el pavor? Entra por las rendijas de las puertas que dejamos abiertas a la dubitacion y se acomoda en el corazon, llevandonos a la inaccion, o al titubeo, mientras nos descuidamos pensando en «que podria pasar», o en lo que la otra alma «podria hacer». Seri­a Cristalino que cualquier esto se realiza mas comodo estando transparentes desplazandolo hacia el pelo dejandonos iluminar por la brillo de Dios, que seri­a quien justamente nos dice « No tengais miedo» (Mt 14, 27).

Seri­a por eso que en este post, quiero presentarte varios de los miedos con los que nos toca lidiar a los varones cuando nos enamoramos, cuando comenzamos a vivir una contacto seria . Muchas veces son fundados, se basan en situaciones reales, aunque que exageramos hacia lo gafe. Otras veces los basamos en situaciones imaginarias, en otras palabras, los miedos infundados, donde se expresa la clara ausencia de dialogo asi­ como de interaccion con la cristiano amada. Bien decia el redactor frances Charles Peguy « A cada fecha le bastan sus temores, asi­ como no existe por que anticipar los de manana» .

A continuacion, te presento las miedos que considero son las que mas se presentan en nuestra pensamiento y corazon, y no ha transpirado como afrontarlos

1. Pavor a no ser correspondido

Es habitual que recien iniciada la contacto, como aun el apego esta en fabricacion, podamos tener sobre final cierto temor al rechazo. Meditar que ella nunca este dispuesta a ver lo que soy y no ha transpirado lo que podria dar en el lapso. Sin embargo, seri­a significativo que acrecientes la confianza en ti exacto, y no ha transpirado la empuje en Dios. Si ya has iniciado la relacion con esa chica, enfocate en acrecentar el amor mutuo, en tener detalles que expresen tu amor, nunca buscando alguna cosa a velocidades, sino sencillamente por el amor desprendido que le tienes a la novia.

2. Miedo a no sentirme suficiente Con El Fin De la novia

Actualmente en conmemoracion nos encontramos con chicas que pareciera que buscan super hombres desprovisto defectos asi­ como con una larga listado sobre virtudes en las que colocar «check». Frente an eso seri­a normal sufrir ese miedo a «no estar a la medida» de lo que ella espera. Nunca existe que desesperar. Esfuerzate en acontecer tu similar, no busques poses (?algo en ti vio ella debido a que se enamoro!), desplazandolo hacia el pelo con la ayuda sobre Dios procura crecer en las virtudes que puedes obtener y que ves relevantes Con El Fin De la contacto.

3. Panico a desaprovechar mi lugar

Es ese discernimiento (en ocasiones inspirado por las amigos, en ocasiones a forma de broma, a veces en formal) de descuidar mi «libertad» por quedar en la comunicacion. a los hombres nos aterra esta idea. De comenzar, es beneficioso en la comunicacion que los dos tengan su lugar, basados en la seguridad mutua, aunque ademas ser conscientes que el apego implica en enorme mesura «perderse» por el otro. Darse aunque invariablemente siendo individuo igual. Desplazandolo hacia el pelo es en esta actividad en donde alguno experimenta una liberacii?n todavia mayor.

4. Pavor a la rutina

Seri­a esa impresion de que la contacto puede tornarse aburrida por efectuar siempre las mismas tareas. La idea seri­a aterradora porque una comunicacion rutinaria obligatoriamente lleva al fiasco. La clave esta en continuamente innovar, meditar tareas nuevas, en darse espacios Con El Fin De charlar de temas relevantes y no ha transpirado profundos, montar con diferentes parejas sobre colegas, rezar juntos. Cualquier lo cual sera un refuerzo Con El Fin De vencer el panico a la posible rutina.

cinco. Temor a nunca compartir las mismos valores

Al iniciar la comunicacion, gradualmente vamos descubriendo las valores desplazandolo hacia el pelo creencias sobre la pareja. Es alli en donde puede mostrarse este pavor de que existan enormes diferencias en temas que podrian considerarse «no negociables», tales como la fe, la busqueda sobre la castidad, el respeto a la propia clan, la apertura a las hijos (cuando empiezan las conversaciones en el casamiento), dentro de otros.

El dialogo sincero, abierto y respetuoso, invariablemente puede guiar poco an escaso a colocarse de acuerdo en temas tan trascendentales. Es por eso que tus valores asi­ como creencias deberi­an acontecer claras, fundamentadas, y no ha transpirado que nunca sean unicamente «tradiciones».

6. Temor a no acoplar en su clima

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *